Quienes somosÚnete a Militante Contacto
Inicio Manos fuera de Venezuela

Reformas a la ley federal del trabajo

Martes 18 de septiembre de 2007

Introducción

La lucha de  los capitalistas por la obtención de más riqueza, y la de los trabajadores por tener un trabajo y un salario con el que se pueda vivir ha sido un conflicto de clases permanente desde los inicios del capital, así mismo ha sido fundamental en el desarrollo de este, y que si no existieran estas relaciones de producción y el antagonismo que implican, el capital no se hubiera podido desarrollar. Incluso la lucha de contrarios que se desarrolla dentro del capitalismo se puede reducir a ultima instancia como lo decía Marx, a la lucha por la apropiación del excedente del trabajo, es decir,  la plusvalía .

 

Así el capital ha buscado históricamente la manera de incrementar esta plusvalía como Marx explicó; por medio de la plusvalía absoluta (alargamiento de la jornada de trabajo)  y la plusvalía relativa (aumento en los ritmos de trabajo en el mismo lapso de tiempo). Junto con la modernización de los medios de producción, el desarrollo de las técnicas de productividad del trabajo, etc., han ayudado a la burguesía para lograr su avaricioso fin.

Las formulas que Carlos Marx expuso desde hace más de un siglo en el libro de "El Capital", son las mismas que utilizan hoy los capitalistas para la extracción de plusvalía. La aplicación de métodos para extraer más plusvalía a costa de la vida de los trabajadores es lo que  hoy llaman la llaman " la Nueva Cultura Laboral", "la Nueva Reforma Laboral", etc., las cuales no tiene otro objetivo más que la de explotar mas a los trabajadores y con esto incrementar sus ganancias.

Bajo esta lógica los capitalistas buscan todas las posibilidades para arrebatarnos triunfos logrados a partir de batallas históricas, como lo fue  la jornada laboral de 8 horas, derecho a jubilación, vacaciones, etc. Esta no es una ofensiva coyuntural por parte de la burguesía en contra de los trabajadores, es más bien una política permanente que intentan imponer una y otra vez. Todos los ataques que logremos rechazar dentro del capitalismo, así como las victorias que obtengamos sólo serán temporales, nuestra lucha además de incluir demandas inmediatas debe tener presente que a la larga mejorar nuestra vida y la de sus hijos, es una lucha a muerte contra el capital.

En el marco de este conflicto surge la  Ley Federal del Trabajo(LFT) (28 de agosto de 1931) , que se desprende del artículo 123 de la Constitución de 1917 y de la sangre derramada por los trabajadores para defender sus intereses. No obstante la LFT no es una panacea, contiene la cantidad de restricciones a la defensa del trabajador que en un primer momento los trabajadores organizados realizaron grandes movilizaciones rechazándola. En aquel momento la correlación de fuerzas era mucho mas favorable para los trabajadores y la LFT de aquella época marcaba un paso atrás al desarrollo del movimiento obrero mexicano. Si bien hoy el movimiento obrero trata de evitar su reforma, esta lucha debe transformarse en una lucha por modificarla a favor totalmente para los trabajadores. pero esto no se puede lograr con negociaciones cupulares sin luchando.

El objetivo de la burguesía al pretender modificarla es eliminar todo elemento pudiera se útil al trabajador en la defensa legal de sus intereses. En suma pretenden sustituir una ley muy limitada en una ley totalmente patronal.

 

ANTECEDENTES

 

El artículo 123

 

A finales de 1914 y principios de 1915 se desarrolla una de las paginas más trágicas del movimiento obrero. En1914 Emiliano Zapata y Francisco Villa entraron a la capital con todos sus ejércitos obligando a Venustiano Carranza a huir rumbo a Veracruz, Las fuerzas de Zapata y Villa habían tomado el poder, sin  embargo  ante la falta de una alternativa  a este sistema y un programa que englobara todas las reivindicaciones de la clase obrera se disipó esta oportunidad. Obregón y Carranza no tardaron en entrar nuevamente a la ciudad y recuperara el poder. Todo esto costo la muerte de muchísimos campesinos y trabajadores, los cuales, fueron usados como carne de cañón por parte del ejército constitucionalista gracias a la política traidora de los dirigentes de la Casa del Obrero Mundial. Los batallones rojos  no fueron mas que eso, milicias obreras que a base de engaños  por parte del gobierno y sus dirigentes ayudaron a la represión  del movimiento campesino.

Debemos explicarnos el ¿ por qué? los obreros actuaron de esta manera.

 

El PLM

 

Desde principios de ese siglo, los trabajadores comenzaban a hacer sentir su voz; las huelgas de Cananea en 1906, Río Blanco en 1907 y los ferrocarrileros de 1908 fueron un punto de partida para las luchas posteriores. El proyecto de programa del Partido Liberal Mexicano(PLM) influenció las luchas de aquellos tiempos.

 El PLM, encabezado por los hermanos Flores Magón, impulsó  una campaña muy fuerte en diferentes lugares para la organización y lucha de los trabajadores, esta organización con tendencias anarquistas fue una de las mas importantes en cuestión de propuestas reivindicativas y propaganda de la época, en su Exposición de motivos del Partido Liberal Mexicano se señala :

"Un gobierno que se preocupe por el bien efectivo de todo el pueblo, no puede permanecer indiferente ante la importantísima cuestión del trabajo. Gracias a la dictadura de Profirió Díaz, que pone el poder al servicio de todos los explotadores del pueblo, el trabajador mexicano a sido reducido a la condición más miserable; en donde quiera que presta sus servicios, es obligado a desempeñar una dura labor de muchas horas por una jornada de unos cuantos centavos. El capitalista soberano impone sin apelación las condiciones del trabajo, que siempre son desastrosas para el obrero, y este tiene que aceptarlas por dos razones: porque la miseria lo hace trabajar a cualquier precio o porque se rebela contra el abuso del rico, las bayonetas de la dictadura se encargan de someterlo. Así es como el trabajador mexicano acepta labores de 12 o mas horas diarias por salarios menores de 75 centavos, teniendo que tolerar que los patrones le descuenten de su infeliz jornada, diversas cantidades, para medico, culto católico, fiestas religiosas o cívicas y otras cosas aparte de las multas que con cualquier pretexto se le imponen.

“Una labor máxima de 8 horas y un salario mínimo de un peso, es lo menos que puede pretenderse para que el trabajador este siquiera salvo de la miseria, para que la fatiga no le agote, y para que le quede tiempo y humor para procurarse instrucción y distracción después del trabajo. seguramente que el ideal de un hombre no debe ser ganar un peso por día, eso se comprende; y la legislación que señale tal salario mínimo no pretenderá haber conducido al obrero a la meta de la felicidad. A esa meta debe llegar el obrero por sus propios esfuerzos y su exclusiva aspiración, luchando contra el capital en el campo libre de la democracia, lo que ahora pretende es cortar de raíz los abusos de que ha venido siendo víctima el trabajador y ponerlo en condiciones de lucha contra el capital sin que su posición sea en absoluto desventajosa. 

“Los demás puntos que se proponen para la legislación sobre el trabajo, son de necesidad y justicia patentes. La higiene en fabricas, talleres, alojamientos y otros lugares en que dependientes y obreros deben estar por largo tiempo; las garantías a la vida del trabajador; la prohibición del trabajo infantil; el descanso dominical; la indemnización por accidentes y la pensión a obreros que han agotado sus energías en el trabajo; la prohibición de multas y descuentos; la obligación de pagar en efectivo; la anulación de la deuda de los jornaleros; las medidas para evitar abusos en el trabajo a destajo y las de protección a los medieros; todo esto lo reclaman de tal manera las tristes condiciones de trabajo en nuestra patria, que su conveniencia no necesita demostrarse con ninguna consideración".

Hay una gran cantidad de ideas del PLM que también se plasman en el Artículo 123, y la razón no es porque la burguesía sea muy buena, sino porque temerosa a perderlo todo la burguesía se vio obligada a prometer una serie de derechos sociales, claro sin la intención de cumplirlos posteriormente. Fue la fuerza y la sangre de los trabajadores lo que obligó a la burguesía a redactar el Artículo 123.

Esta  fuerza y esta sangre se vio muy concreto en las movilizaciones de 1916, la huelga general y pena de muerte para reprimir a los trabajadores que participaban en las manifestaciones.

 

La casa del obrero mundial

 

En 1912 se funda la Casa del Obrero Mundial que con el tiempo van a ser la organización obrera más fuerte de México; dirigida principalmente por anarquistas que eran exiliadas de sus países, principalmente españoles y norteamericanos, esto es la explicación esencial de por que los trabajadores jugaron un papel de lacayo de la burguesía.

Los anarquistas están en contra de las luchas políticas, no hacen una distinción entre una política obrera revolucionaria y una política burguesa contrarrevolucionaria. En particular dichos anarquistas no querían saber más que de luchas que beneficiaran económicamente a los trabajadores y dejaban lo político para la burguesía que poco a poco insertaba a sus agentes en el seno del movimiento.

Para mediados de 1915 la Casa del Obrero mundial tenia filiales en gran parte del país, esto porque en cada lugar que el ejército constitucionalista ganaba terreno se abría una filial de esta organización, y casi todos los obreros de la zona se afiliaban a ésta.

Cuando Carranza regresa a la ciudad de México, el gobierno obsequia un local a la Casa del Obrero Mundial, y promete satisfacer todas las demandas de  los trabajadores, cosa que no sucedió y que ya al año siguiente se desataban luchas muy importantes por esta promesas incumplidas del gobierno.

Desde finales de 1915 se ve el ascenso del movimiento obrero exigiendo que se cumplan las promesa que el gobierno había prometido, en particular por un salario mínimo, y en general por el programa del Partido Liberal Mexicano. La gota que derramó el vaso en esta lucha fue, la devaluación del papel moneda. En aquel momento no había un sistema monetario fuerte, lo cual propiciaba  que el papel moneda se devaluara a los pocos días que este aparecía, en algunos lugares el dinero de un día para otro el dinero ya no valía.

En Veracruz comienza el proceso de huelgas, en este lugar  el gobierno utilizó al ejército para acabar con el movimiento. El segundo lugar en donde los trabajadores comenzaron a movilizarse fue en Tampico, ahí los trabajadores estaban muy bien organizados, y pudieron arrebatarle a los patronos un salario mínimo de 3 pesos diarios. El siguiente lugar donde estallaron conflictos fue en la capital, de donde se extendió la huelga por todo el país.

El 1 de mayo de ese año estallo la huelga por emisión del papel moneda el "Infalsificable". Para el 18 de mayo los trabajadores de la Federación de Sindicatos del Distrito Federal sacó un comunicado a toda la población pidiendo que los sueldos se pagaran en oro o su equivalente, y pusieron un ultimátum para el 22 de mayo, si no se cumplía estallaría una nueva huelga general en el D.F.

El gobierno lanzo una amenaza  pública y dijo que no se permitiría el cierre de agua, luz, teléfono  y transporte público. A pesar de la represión se pudo negociar y se ganó un aumento de salarios.

La  actitud hacia los ferrocarrileros demuestra muy bien esta postura, Carranza  declaraba a los ferrocarrileros miembros del ejército constitucionalista, y con esto se les prohibía el derecho a huelga y de manifestación, y cuando esto se realizaba, Obregón ordenaba la detención de líderes y agitadores.

Todas estas medidas no aminoraron la fuerza del movimiento, las condiciones no habían mejorado para la masa de los trabajadores, el 31 de julio de desata otra huelga general  en el Distrito Federal, aunque tuvo pocos efectos a nivel nacional, el presidente exigió el cese a la huelga, sin embargo los obreros se mantuvieron firmes.

Por órdenes  de Carranza el General Pablo González cierra la Casa del Obrero Mundial; se arrestó a todos los dirigentes sindicales y se les expulsó de los locales. Carranza evocó una vieja ley decretada el 25 de enero de 1862 por Juárez para ser usada contra los revolucionarios (declarándolos bandidos) y la hizo extensiva a los huelguistas, declarando la pena de muerte a todos los agitadores, dirigentes, o asistentes a las reuniones de huelga; a todos los acusados  se  les juzgaba en tribunales militares.

Los electricistas tomaron parte fundamental en el movimiento de aquella época, con el SME ( Sindicato Mexicano de Electricistas ) organizado en 1914, en este periodo apoyaron la huelga general dejando sin luz a la ciudad varios días.

Ernesto Velasco, uno de los miembros del comité de huelga y electricista de profesión, fue enjuiciado por un tribunal militar y condenado a muerte, tiempo después le bajaron la condena a cadena perpetua y finalmente fue perdonado 2 años después, otros de sus compañeros fueron expulsados del país y otros más  encarcelados.

Todo este movimiento desembocó en victorias parciales, como lo fue la suspensión de emisión moneda, y conquistas que hasta hoy en nuestros días perduran como el artículo que en su época fue un de los mas progresistas del mundo; el artículo 123.

 

La Ley Federal del Trabajo, su desarrollo histórico (1931-1980)

 

El 28 de agosto de 1931 todas las leyes laborales de México quedaron restringidas a una ley Federal; la Ley Federal del Trabajo. Desde 1924, Álvaro Obregón había auspiciado un código laboral federal con el propósito de que el congreso pudiera legislar sobre los trabajadores, esto se logró hasta 1929, cuando se modificó la constitución para lograr lo antes dicho.

El ambiente mundial que se registraba en aquel momento era de convulsión, después de que Estados Unidos entró en una crisis brutal y alcanzó la depresión mas grande de su historia, la crisis se extendió país tras país, México no fue la excepción; el desempleo y la miseria crecieron de manera brutal. El gobierno se veía obligado a tomar medidas para mantener a los trabajadores tranquilos y al mismo tiempo mantener una política de austeridad. En ese marco las luchas que se desataron tomaron tintes abiertamente revolucionarios.

Los gobernantes ya veían las convulsiones que se avecinaban,  la fundación del Partido Nacional  Revolucionario en 1929 (PNR) era una muestra de  la táctica que pretendía establecer un mecanismo de coparticipación en el poder de las diversas facciones burguesas y al mismo tiempo establecer un control directo del movimiento de masas que constantemente se les iba de las manos

En este ambiente el presidente Plutarco Elías Calles (quien se erigía como jefe máximo de la revolución) tenía claro en aquel momento que para enfrentar los embates de la crisis a nivel mundial, tenia que institucionalizar las luchas de los trabajadoras y así poderlas controlar o reprimirlas sin que ello significará una fractura del poder. La LFT aparece con estas intenciones manipuladoras y corporativas. Por esta razón las diferentes organizaciones de trabajadores tuvieran una postura de  oposición férrea en contra de la LFT, rechazaban:

* El registro de los sindicatos al gobierno, así como de dar cuentas al gobierno de sus miembros, finanzas, locales, etc.

* Se oponían a que esta ley fomentará un perfil de organización sindical que recogiera todos los principios de una organización mutualista, concertadora y no un instrumento de lucha y defensa del obrero como clase.

* Que todos los contratos colectivos se tuviesen que hacer por escrito a únicamente sindicatos legales (registrados en el gobierno).

* Los cierres patronales de una empresa, así como al derecho del patrón a el despido injustificado.

* La posibilidad del empresario ha hacer paros de labores cuando tuviera suficiente producción en sus almacenes (paros técnicos por sobreproducción).

* La limitación al derecho de huelga, la cual sería legal o no según el conviniera al Estado.

* Tener que conciliar con el Estado.

*La cláusula de exclusión.

* Fijar salarios mínimos (más bajos que los que se ganaban realmente).

Estas eran unas de las causa que provocaron la oposición de organizaciones sindicales, que gracias a la presión de las bases, se manifestaron a pesar de su dirigencia (como la de la CROM) que tiempo antes había Estado del lado del patrón. Una de estas organizaciones era la Confederación General de los Trabajadores, surgida en 1921 de una alianza de entre algunos comunistas y anarquistas, que pronto se disolvió y quedo bajo el control anarquista. Rosendo Salazar un dirigente anarquista de la CGT decía:

"El movimiento obrero no tendrá ya la fuerza ni el alcance que tuvo en sus momentos de mayor vida, pues por obra y gracia de la ley se convierte en una cuestión legal, un asunto jurídico. El sindicato para poder tratar, habrá de ser reconocido y sus estatutos y decisiones serán revisados por lo tribunales del trabajo. Los Comités Ejecutivos se registrarán a la ley, solamente a la ley, deberán sus procedimientos, las huelgas tendrán por objetivo el equilibrio entre los factores de la producción. Antes dejaban los obreros el trabajo al sentir el golpe de la injusticia, también los patrones podían clausurar sus establecimientos con un motivo cualquiera conveniente a sus intereses. Serán las normas jurídicas manejadas por jueces, líderes y abogados  penales, las que se impongan en las juntas de conciliación y arbitraje de suyo pervertidas y los trabajadores quedarán a merced de los traficantes de la justicia con máscaras de defensores. Los solos recuentos de obreros destrozarán la conquista primera, que es la integridad del conjunto social proletario, pues la burguesía tratará de organizar sus propios sindicatos, pudiendo eliminar de sus negocios a los obreros revolucionarios continuamente, hasta matar a la organización auténtica del trabajo y la defensa de las condiciones contractuales le costará al que la realice la misma indemnización. Los líderes transarán los asuntos. Las huelgas serán causa de lucro. Tendrá un valor la anti-huelga, que cobrarán a la vista los líderes profesionales. Esa corruptela invadirá a todos los sectores, aún tratándose de los que hasta aquí han permanecido más o menos limpios. El sindicato será un tirano, cuando la cláusula de exclusión sea utilizada en todo su alcance, pues el sindicalizado no podrá alzar su voz hacia los líderes. Todo se arreglará burocráticamente, por consigna, por cohecho, por timidez o por servilismo. Para que el movimiento obrero no se ahogue en esta laguna de desilusiones, buscará una tabla para asirse y ella será la política burguesa con el nombre de revolucionario"

Otra de las organizaciones que se oponían era la Central Unitaria de México que decían los siguiente: La nueva legislación era fascista porque se basaba en el arbitraje del Estado y en la colaboración obligatoria de las clases sociales: "De hecho se anula el derecho a huelga, se establece la intervención de gobierno en los sindicatos y el derecho de lasa juntas de conciliación y arbitraje para borrar el registro y declarar ilegales a los sindicatos que defiendan de verdad los intereses de nuestra clase... Con el pretexto de una anunciada ley del servicio civil, se niega en forma definitiva todo derecho a los trabajadores  del Estado... Se prohíben las huelgas por gremios... Se declara que los empleados no tienen derecho a organizarse ni a defenderse y se anula la jornada de ocho horas.

La Central Unitaria de México, comparaba la LFT a una ley fascista de Mussolini.  

                                                                                                                               

Sin embargo también tenemos que decir que dentro de la Ley Federal del Trabajo también estaban retomadas algunas de las demandas mas importantes de los trabajadores, y que a base de luchas se pudieron plasmas en esta Ley. La lucha por los contratos colectivos en los años 20 y 30´s dieron como resultado que se plasmaran las cláusulas de aguinaldo, pago de vacaciones, la prima de antigüedad, la pensión, etc.

Baste recordar que la conformación de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) surgió de las luchas y huelgas desde 1929 hasta 1935, donde participaban organizaciones obreras democráticas y tendencias políticas contrarias, incluso podemos decir que la CTM es de alguna manera resultado de la lucha que se da en contra de la Ley Federal del Trabajo.

Ya par 1934 se lanza la primer propuesta para modificar la LFT, por parte de los patrones. En este año se desarrolla el primer congreso de derecho industrial, en el cual se agrupa una gran capa de empresarios, la cual proponen su reforma. Cabe mencionar que desde esta fecha en cada sexenio se abre el debate a la reforma de la LFT por parte de los empresarios, que cada vez quieren tener las manos libres para la explotación descarada de los trabajadores.

Sin embargo este primer intento reaccionario fue  sofocado rápidamente por todo el movimiento de los trabajadores que se realizó en la década de los 30´s, estas luchas consiguieron victorias importantes como lo fue la fundación de la  CTM en 1936, un año antes se realizó la organización del Sindicato de Petroleros (1935). Este mismo sindicato el 31 de mayo de 1937 se dispone a comenzar una huelga por la obtención del control  de ingreso de los trabajadores a laborar en este sector, esto a causa de que los dueños de le empresa  intentan formar otro sindicato rompe-huelgas, La huelga fue total y su resultado político más importante fue la expropiación petrolera. La luchas por contratos colectivos se extienden a todos los sectores y en su mayoría triunfan

En los años 40´s el crecimiento económico, da fuerza al nuevo gobierno derechista de Ávila Camacho para comenzar implantar una serie de medidas restrictivas del derecho de huelga, como lo es la requisa, que se implanta por primera vez en la huelga de telefonistas de 24 horas en 1944.

El presidente Miguel Alemán (1946-1952) emplea la fase de crecimiento para consolidar la subordinación del movimiento obrero al Estado. Surge en esta década en Monterrey el sindicalismo blanco (sindicatos fantasmas, al mismo tiempo se desarticulan las disidencias dentro de la CTM (IV  en 1947),y se acaba con la autonomía por sindicato de industria, etc. 

El sojuzgamiento del movimiento obrero por parte del Estado en esta época que se puede resumir en una consigna que se daba en los centros de trabajo, "Alemán, obrero de la patria".

No obstante a esto, en 1942, gracias a las luchas de la década pasada, los trabajadores logran uno de los mayores triunfos del siglo, la conformación de  el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En los años 60´s se realizo uno de los cambios mas fuertes a al Ley Federal del Trabajo; en 1960 se creó el apartado B del artículo 123 constitucional. Este apartado es el relativo a las normas laborales para los trabajadores del Estado. Estos cambios  afianzan el control de los trabajadores con respecto al gobierno, y crean un enrome aparato burocrático; la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE). El apartado B dictaminaba que  los trabajadores sólo se podían organizar dentro de esta Federación, que el Estado estaba en capacidad de poder aplicar la requisa, etc.  Si bien, no todo el apartado era reaccionario, si se podía distinguir que a partir de algunas mejoras que el Estado concedía, la intención era, controlar mucho mejor a los trabajadores de ese sector para evitar las huelgas.

En 1970, surge una llamada "Nueva Ley Federal del Trabajo". A cargo de su elaboración estuvo una comisión designado por la Secretaria del Trabajo, la cual fue presentada al congreso como una iniciativa presidencial. Sin embargo, esta "nueva LFT" se caracteriza por la igualdad a la de 1931, sus bases se mantienen casi idénticas. De lo más rescatable que  se puede encontrar en los cambios es la incorporación de:

* Reglamentación del derecho constitucional a la vivienda, esto da como resultado la creación del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda (Infonavit).

* Elimina algunas normas restrictivas del derecho a la huelga, introducidas en 1942.

Estas son las modificaciones que sirven como antesala a el periodo que tocaremos enseguida, cabe mencionar que hasta la década de los 80´s la LFT mantuvo los rasgos fundamentales de sus inicios, a pesar de los ataques que se han emprendido contra ella por parte de las patronales, incluso gobiernos.

 

La Ley Federal del Trabajo, objeto de ataque recientes (1985-2002)

 

En la década de los 80´s en todo el mundo comienza un proceso de apertura de mercados nacionales, especialmente para los países dependientes,  esta apertura representa el saqueo de las materias primas, sobreexplotación para la mano de obra barata, destrucción de las pequeñas empresas nacionales, etc.

El capital extranjero se incorpora de manera descarada al saqueo de las economías nacionales, lo que implica un golpe mortal a la industria nacional. El proceso de privatizaciones que arranca, en México, con el periodo presidencial de Miguel de la Madrid, marca una de las condiciones fundamentales para que los ataques a la Ley Federal del Trabajo se intensifiquen, con una peculiaridad, que además de la burguesía local, son el capital internacional y sus organismos internacionales los más impacientes impulsores de cambios.

Con la promoción del imperialismo los ataques se intensifican, principalmente en el periodo de gobierno de Carlos Salinas de Gortari, el cual a la burguesía se le garantiza la impunidad para violar toda la legislación laboral que desee..

A inicios de 1986, la Confederación Patronal de  la República Mexicano (COPARMEX), plantea la modificación a la legislación laboral. Argumentando que su objetivo fundamental era el "impulsar la recuperación de la economía y la confianza de la inversión". Si bien en su momento no tuvo un eco importante, sirvió de base para la discusión del anteproyecto de una Nueva Ley Federal del Trabajo presentada en junio de 1989 a una comisión para la reforma impulsada por Carlos Salinas de Gortari. Estas reformas iban encaminadas exclusivamente al sector productivo, y se proponía que se pudiese llegar a un acuerdo a partir de la coordinación del gobierno (lo mismo propone Vicente Fox). Las tesis fundamentales de esta propuesta son las siguientes:

 

1 Flexibilizar la normatividad de las relaciones individúales de trabajo.

* Propiciar la utilización de  servicios de trabajadores en actividades múltiples, independientemente del puesto asignado.

* Reducir o ampliar por convenio entre las partes la jornada diaria, así como la inherente a turno, puesto, descanso y horarios.

* Permitir que las partes establezcan libremente la duración de los contratos individuales de trabajo.

 

2  Modernizar las relaciones de trabajo y sus formas de terminación.

* Flexibilizar  el principio de estabilidad en el empleo.

* Conceder a trabajadores y empresas la facultad de negociar los retiros en un marco de franca libertad y de concertación  entre las partes.

* Reducir a 2 faltas injustificadas en un periodo de 30 días, las causas de rescisión del contrato individual  de trabajo.

* Establecer indemnizaciones razonables por la terminación ( por cualquier causa) del contrato de trabajo.

 

3  Responder a la generación de empleos en el ámbito de la pequeña y mediana empresa

* Modificar los sistemas de indemnización, haciéndolas congruentes con la capacidad de la empresa.

* Establecer modalidades para efectos de pago de IMSS e INFONAVIT de acuerdo a la capacidad de la empresa.

 

4 Incorporar la importancia de la "calidad" y "productividad" en las relaciones de trabajo.

* Eliminar el llamado escalafón ciego de ascenso, el que deberá otorgarse en base a la capacidad y aptitudes.

 

5 Establecer bases que eleven productivamente el nivel de vida de los trabajadores.

* Establecer el principio de remuneración en base al trabajo efectivamente realizado, mediante el concepto de salario por hora.

* Actuar con equidad en el pago del salario relacionándolo a la productividad, antigüedad, servicio efectivamente prestado, resultados, asistencia y la calidad mostrada por el trabajo de cada persona.

 

6 Descentralizar la aplicación de la legislación laboral.

 

7 Simplificar la procuración e impartición de la justicia laboral.

* Aplicar sanciones a sindicatos, trabajadores y empresarios, cuando incurran en demandas improcedentes y en movimientos huelguísticos o paros contra la ley.

* Penalizar los delitos laborales, mediante la intervención o asignación de agentes del Ministerio Público en el Tribunal.

* Mayor celeridad en la práctica procesal, estableciendo el principio de igualdad, el arbitraje obligatorio a solicitud  de cualquiera de las partes en materia colectiva.

* Eliminar la ampliación de la  demanda individual.

* Suprimir la suplencia de la queja, restringiendo las ampliaciones de demandados y regulando la conducta procesal de las partes, así como el principio de inmediatez.

* Limitar  la demanda a un solo patrón o centro de trabajo.

* Buscar un mayor equilibrio en lo concerniente al mandato  y la representación legal.

* Si cualquiera de las partes o sus representantes no asisten a la audiencia inicial, se les tendrá por destituidos de la acción y terminara el juicio.

* Eliminar las Juntas de Conciliación.

 

8 Redimensionar el régimen de las relaciones colectivas de trabajo hacia la modernidad, productividad y  competitividad.

* Crear un Sistema de Registro Público de sindicatos obreros y empresariales

* Unificar los procedimientos especiales y el conflicto colectivo de naturaleza económica y evitar que estos no se suspendan en su tramitación por el emplazamiento a huelga.

* Eliminar las huelgas por solidaridad

* Aplicar análisis previos de mayoría de trabajadores, en demandas de titularidad

* Concluir de oficio la disputa de titularidad en caso de violencia de los trabajadores y sus representantes

* Limitar la intervención de sindicatos a conflictos de orden colectivo

* Clarificar responsabilidades para sindicatos o trabajadores, en caso de que alguna huelga llegue a ser declarada inexistente

* Señalar como requisito para acreditar la voluntad mayoritaria de los trabajadores en emplazamiento a huelga o planteamiento de titularidad el acto de asamblea del sindicato en que aparezcan nombres de trabajadores y sus respectivas firmas.

 

9 Establecer las relaciones laborales en base al dialogo y cooperación en todos los niveles.

 

Como se puede observar en el texto, esta propuesta era una receta acabada para que en lo práctico y en lo jurídico los trabajadores estén bajo el control total del empresario, como la actual propuesta no tiene diferencias sustanciales.

Para Salinas de Gortari, no era preciso, como no lo es para ningún burgués, que estas leyes se aprobaran por el parlamento, él comenzó a impulsarlas en los hechos concretos. El ejemplo más claro lo tenemos en Teléfonos de México, empresa vendida a Carlos Slim. En esta empresa se comenzaron a implantar las relaciones laborales  del tipo de las reformas mencionadas mas arriba, como por ejemplo el pago por productividad, y, se comenzó a impulsar un "nuevo y moderno sindicalismo" que implica la cooperación estrecha con los patrones.

 

En 1992 se firma el Acuerdo Nacional para la Evaluación de la Productividad y la Calidad, este acuerdo fue aceptado por la cúpula charra de la  CTM. En este acuerdo se daban las líneas generales que seguirían las empresas en los años posteriores con respecto a "modernización" laboral como las relaciones laborales para aumentar la productividad y la calidad, bonos adicionales al salario, etc.

 

Desde 1993 ya se mostraba una seria amenaza de crisis, a finales de 1994 y principios de 1995 el desempleo se disparó al 6.8%, estallando una de las mayores crisis que ha sufrido nuestro país, sin embargo el Partido Acción Nacional (PAN) lanza una propuesta de reforma laboral que significaba un franco ataque a los sindicatos, argumentando que el poder de los sindicatos era mucho, y que se les tenia que recortar, esta propuesta se presentó ante el Senado en septiembre de 1995, aunque antes se habían realizado diálogos entre la COPARMEX y la CTM. En esta propuesta podemos encontrar las siguientes características:

 

Proyecto de reformas a la Ley Federal de Trabajo presentadas por el PAN 1995

 

1 Renuncia del carácter titular  y protector de la ley.

2 Renuncia de derechos adquiridos.

3 Libre acuerdo de voluntades, con la idea de que tanto el trabajador como el capital son iguales, por lo tanto merecen el mismo trato.

4 Pérdida de principio jurídico de la estabilidad en el empleo.

5 La productividad como principio y meta de la ley

6 Supresión del principio jurídico de que la interpretación de la ley deba ser en lo que más favorezca al trabajador.

7 Mayores causales de despido justificado.

8 Ninguna oportunidad para demandar la reinstalación por despido injustificado, o bien por padecer una incapacidad parcial (que implica el reacomodo).

9 Individualización de las relaciones de trabajo entre trabajadores y patrones (de común acuerdo) acorde a la productividad de la empresa.

10 Trabajo polivalente y libre movilidad del trabajador.

11 Liquidación de los escalafones.

12 Fijación de 30 días como máximo, para la duración de la huelga.

13 Se fomenta la libre afiliación o desafiliación a los sindicatos, a través de la creación de comités de empresas que fungen como representantes de los trabajadores estén o no estén sindicalizados así como el libre registro sindical.

14 Creación de los tribunales unitarios presididos por jueces de lo social (desaparición del trisectorialismo).

Como podemos observar no dista mucho esta propuesta de 1995 con la de 1989, sin embargo esta propuesta hecha por el PAN, sienta las bases para todo el proceso que viene con respecto a la producción, principalmente el papel del obrero en esta.

 

Se impulsó "La Nueva Cultura Laboral", que se puede numerar en siete puntos.

 

1 Ética laboral: "preservar los bienes de la empresa, capacitarse para elevar la productividad, guardar lealtad respecto a los procesos productivos, no retrasar los procedimientos jurídicos laborales, y no incurrir en tortuguismos para evitar que la empresa produzca".

2   Empleo: "El lugar de trabajo es la empresa, es imperativo la solidaridad entre sus integrantes obreros y patrones no son enemigos, unidos elevaran la productividad".

3   Remuneraciones: "Se hará y elevarán en función de la productividad”.

4 Capacitación y formación : "Los obreros deberán capacitarse para elevar la productividad.

5  Productividad, calidad y competitividad : "Para alcanzarla se propone : incrementar el empleo mejorar la capacitación e impulsar la investigación.

6 La empresa y su papel en la sociedad : " Tiene dos funciones la empresa, una externa que es bienes y servicios socialmente necesarios, la otra interna que es generar valor y distribuirlo equitativamente a sus importantes y garantizarlo mediante la obtención de utilidades .

7 Derechos y obligaciones de los trabajadores:          " Derecho al trabajo, estable, justo y remunerado así como organizarse y capacitarse...obligación de trabajar con intensidad, no divulgar secretos de la empresas, e informar al patrón con veracidad. El derecho para los patrones es, proponer criterios de contratación y de trabajo que permita mas productividad, y remunerar según la productividad, tratar con respeto a sus empleados, etc.

 

Como podemos observar toda esta nueva cultura laboral fue elaborada para la expoliación con mayor intensidad de plusvalía. Hoy en día podemos visitar cualquier fábrica y hay un sin fin de actividades para impulsar esta cultura laboral proempresarial.

Dichos principios se han convertido en norma en centros de capacitación, escuelas técnicas y distintas universidades.  Con esto la burguesía, buscan matar dos pájaros de un tiro, por un lado promueven la formación de mano de obra barata y sumisa y por el otro preparan condiciones para volver la Nueva Cultura laboral en ley, con el pretexto de solamente poner por escrito lo que en los hechos ya se hace.

Las reformas que se vienen proponiendo desde 1986 hasta la actualidad, tienen como modelo las leyes laborales de los Estados Unidos. En este país la Ley de Jurisdicción Federal, es totalmente favorable a los empresarios, permiten el despido libre, y sin derechos sociales, la contratación por horas, la inexistencia del derecho de huelga, el impulso de sindicatos blancos, etc.

 

Las reformas de la era Fox

 

 El gobierno de Fox sigue esta misma lógica con respecto a los cambios a la LFT. la línea fundamental con la que impulsa la nueva es la eliminación de las juntas de conciliación para dejar al relación obrero patronal como un asunto mercantil entre particulares.

Así pues la idea es acabar con  las pequeñas victorias de los trabajadores  que se plasman en esta ley y darle toda la libertad a la burguesía para poner y quitar cláusulas en los contratos, que serían fundamentalmente individuales, dejando a los sindicatos como simples espectadores.

 

El  gobierno de Fox tiene todas las intenciones de aprobar estas reformas bajo su periodo. La velocidad con que se pueda dar esto va a depender de las presiones que ejerzan del exterior y las luchas que se desarrollen aquí en México.

Fox y Carlos Abascal han mencionado que ellos solo dialogarán con los dirigentes, tanto de los trabajadores como de los empresarios. Es decir con los charros, que están en total coalición con los empresarios.

Sólo que hay un problema, la situación en las condiciones de vida de los trabajadores es mucho peor que las que había en los años anteriores, las contradicciones se hacen mucho mas ríspidas, y la respuesta que se pueden esperar no es de una dócil acatación de la gran masa de los trabajadores hacía las disposiciones del Gobierno y patronales, sin de una lucha intensa por la defensa de las conquistas obreras.

 

El imperialismo tiene urgencia en la reforma, un documento del Banco Mundial Para México llamado "Una agenda integral del desarrollo para la nueva era" dice:

"Se debe eliminar el sistema actual de pago por despidos; la negociación colectiva y contratos obligatorios para la industria (contratos ley); el ingreso obligatorio a sindicatos (cláusula de exclusión); la repartición obligatoria de utilidades; las restricciones a los contratos temporales de plaza, fijos y de aprendizaje; los requisitos de compromisos basados en antigüedad; los programas de capacitación programados por la empresa y las obligaciones por los empleados de subcontratistas (patrón directo)" se sostiene que esta "flexibilidad unilateral" se ajusta mas a una "economía protegida con una elevada inflexión y sindicatos fuertes" y no al "México integrado, más estable y participativo de hoy" (La Jornada   25 de mayo de 2001).

Una confirmación de que estas propuestas son una continuación de las que se intentaron en años pasados la da Carlos Abascal, Secretario del Trabajo y Previsión Social, " las reformas arrancaran a partir de las ya establecidas en 1995 ", es decir que la "Nueva Cultura Laboral" no esta a discusión , ni ninguno de los cambios que ya se han puesto en práctica, como los siguientes:

"a) Establecer 4 nuevos contratos de trabajo, de carácter eventual: uno a prueba de treinta días; otro por capacitación de noventa días para trabajadores de base y de 180 días para empleados de confianza; otro por jornada discontinua, y uno mas por estudiantes "becados" hasta por 400 horas de trabajo. El  ultimo: "con el objeto de desarrollar en el ámbito real las  competencias laborales. (artículo 123-y del proyecto)"

"b) Se establece un nuevo principio a favor de la discriminación laboral :"no se consideran discriminatorias las distinciones, exclusiones o preferencias que se sustenten en las calificaciones particulares que exija una labor determinada" (artículo 3 del proyecto")

"c) Asimismo, se establece un nuevo principio  que vuelve renunciables los derechos adquiridos; "Cuando se trate de modificación o reducción de las condiciones de trabajo, las nuevas no podrán ser inferiores a los mínimos que prescribe la ley." (artículo 34 del proyecto)

"d) En relación al despido se agrega una nueva causal en el actual artículo 47, fracción II, relativo al trato que den los trabajadores: " en contra de clientes del empleador o del público en general o conducirse reiteradamente en forma incorrecta frente al mismo"

"e) Así mismo se agrega que ya no será exigible a los patrones el escrito de despido, hasta hoy obligatorio en el último párrafo del artículo 47 de la ley vigente: "El aviso a que se refiere este artículo no será exigible a los empleadores personas físicas, ni tampoco lo será en los casos de los trabajadores domésticos o trabajo a domicilio"

" f) Se establece una nueva obligación para los trabajadores: " podrán convenir que los trabajadores desarrollen labores o tareas conexas o complementarias a su labor principal." (Artículo 56)

" g) Se una jornada de trabajo que pueda exceder los máximos legales, vigentes hasta ahora: "las partes podrán convenir la ampliación de la jornada diaria , sin que se considere tiempo extraordinario". (artículo 59)"

" h) En el artículo 153-y las comisiones mixtas eran de capacitación y adiestramiento, ahora se propone que se constituyan como comisiones mixtas de productividad, capacitación  y adiestramiento."

" i) Se establece la creación del Registro Público Nacional de Organizaciones Sindicales y Contratos Colectivos, como una nueva institución que otorgue información a los interesados y realice la inscripción de los contratos colectivos y los sindicatos, tal como lo señala en el artículo 365 y siguientes del proyecto"

" j) Incluye un nuevo artículo, el 387-a en el que se obliga que antes del estallamiento  de huelga, se desahogue el recuento de los trabajadores, a fin de determinar la voluntad de ellos"

" k) El artículo 937 se modifica para establecer que la huelga de los trabajadores, a los 30 días, será cometida  a la decisión de la junta mediante el arbitraje  obligatorio."

" l) Finalmente, se incluyen algunos cambios  que ya se habían elaborado  en el llamado "Código Procesal del Trabajo" referente a las autoridades laborales y a la parte procesal de la norma, el artículo 523 al 1010, de la Ley Federal del Trabajo"

Estos datos fueron tomados de la revista "Trabajadores, numero 30, mayo-junio"

 

Lo que demuestra esta "nueva reforma" no es mas que lo mismo: explotación de los trabajadores, pero ahora con más desfachatez. Si antes clavaban las garras en las espaldas de los trabajadores para la extracción de la riqueza, hoy la burguesía quiere clavar los dientes sobre nuestros cuellos para que esa extracciones mucho más profunda.

La "oposición" que brindan las burocracias sindicales es casi nula. Un caso emblemático lo tenemos con los dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT),  que presentaron en el mes de junio de este año una "contrapropuesta" a esta ley. La propuesta de Francisco Hernández Juárez, no se destaca por su carácter de clase. Uno de los postulados expuestos en esta contrapropuesta dice:

" La alternativa es, en suma, lograr la convergencia entre los enfoques económico-productivos con los enfoques sociales para la reforma de la Ley Federal del Trabajo, y que esta convergencia se dé en la dimensión de la Reforma del Estado..."

Es decir la propuesta de la UNT no esta contrapuesta a la del gobierno, la principal diferencia es que ellos quieren ser los principales interlocutores de la negociación.

Esto solo es una muestra mas para que la lucha por la democratización de los sindicatos sea una de las tareas mas urgentes, pues estas direcciones lo único que buscan es conciliar entre dos fuegos totalmente antagónicos. La historia ha mostrado que estos "burócratas entran en crisis cuando no hay margen para reformas que les den prestigio y margen para negociar, así que o adoptan una actitud más dura de frente a los patrones o terminarán por ser barridos por ello no nos extrañe que estos dirigentes lamebotas tengan que tragarse sus palabras e incluso utilizan un discurso mucho mas de izquierdas para que el movimiento no los barra y los  eche al basurero de la historia.

 

La burguesía no desea un estallido producto de dicha reforma, por ello han tratado de involucrar a los líderes charros para que convaliden la reforma, desde julio del año pasado la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) instaló una mesa de Modernización y Actualización de la Legislación Laboral, en esta se propuso que  participarán, trabajadores (charros), empresarios (burguesía) y Estado (perro guardián de la burguesía).

Esta consulta mostró ser una farsa, pues sólo se podía tomar parte de esta por medio del correo electrónico, al cual no tienen acceso los trabajadores, se negaba el debate público y no había una comisión para revisar los resultados.

Después de esta intentona, se abre nuevamente el debate a la luz pública de esta reforma. El gobierno sigue insistiendo en que sólo dialogará con los dirigentes de los trabajadores y de los empresarios, esto obligará una respuesta sólida por parte de los trabajadores.

El último intento de reforma mostró que cuando se quiere tocar las conquistas históricas de los trabajadores, como la industria eléctrica estatal, puede haber una respuesta contundente, como lo fue en  1998  por medio de la Asamblea Nacional de los Trabajadores (ANT).

Tenemos que recordar que gracias a esta asamblea y el impacto que tuvo dentro de los trabajadores fue lo que orilló al gobierno a un  dar paso atrás.

 

En el capitalismo las leyes son utilizadas por el Estado para preservar su poder.

Marx decía que la función del derecho era hacer justificable el Estado de opresión de las masas por medio del aparato del Estado. Es decir, que el Estado utiliza por medios jurídicos e ideológicos para mantener la inmovilidad de los trabajadores, y si esto no se consigue, con el pretexto de que, se "han violado las leyes" reprime al movimiento obrero, justificándose ante toda la población al decir que se tubo que implantar el Estado de derecho. Este Estado de derecho significa, para los empresarios la defensa de su propiedad privada. Mientras que para los trabajadores este Estado de derecho representa la preservación de su esclavitud asalariada y su supeditación a la voluntad de la burguesía. Aquellas leyes que de una u otra manera benefician a los trabajadores no existen por la buena voluntad de la burguesía sino porque los trabajadores en su lucha han puesto al sistema en una situación de peligro tal que los burgueses prefieren hacer concesiones en algo para no perderlo todo. Cuando sucede esto el Estado procura no aplicarlas y esperar el momento oportuno para destruirlas.

 Esto sucederá así mientras el Estado se base en una sociedad de clases, dado que emana de la sociedad y la sociedad capitalista solo podrá generar Estados que opriman a la mayoría en beneficio de la burguesía.  El Estado sólo servirá a los trabajadores cuando, por métodos revolucionarios, un partido de trabajadores logre tomar el poder y establezca un régimen de democracia obrera.

Por esto, cuando defendemos leyes que benefician a los trabajadores lo hacemos en la medida de que son logros de luchas pasadas, pero no nos hacemos ninguna ilusión en el sentido de que una legislación por sí sola significará la problemática general de los trabajadores, lo cual sólo se logrará con la revolución socialista.

La respuesta por parte de los trabajadores debe ser organizada o no será, la convocatoria a una Huelga General es el punto primordial el día de hoy.

 

Share this